travel-quote

No a todo el mundo le tiene que gustar viajar, quizá prefieras la comodidad del sofá o irte de cañas con tus amigos antes que organizar una salida que lo único que te aporta son quebraderos de cabeza. Es muy respetable.

Pero si estás leyendo esto, intuyo que el gusanillo del viaje te pica desde hace tiempo, te encantaría ver mundo, pero te vienen a la cabeza mil y una historias que al final echan por tierra tu propósito: “no tengo dinero…”, “no sé si sabré…”, “¿y si no me gusta?”, “no quiero irme sol@…”. Miles de excusas. Es normal tener miedo A mi también me ocurrió la primera vez que me lié la manta a la cabeza y decidí irme sola a un campo de trabajo solidario en Tanzania. Y no me pasó nada. O mejor dicho, me pasaron muchas cosas maravillosas.

Tienes que tener respeto al viaje y sentido común. Pero no dejes que eso te paralice. Créeme, no te vas a arrepentir. Incluso si tienes una mala experiencia aprenderás del camino, crecerás como persona, serás más tolerante. El miedo descontrolado es peligroso. Si le haces caso puede hacer que te quedes encerrado en casa el resto de tus días. La buena noticia es que tú tienes el control: dile NO a los miedos. Nunca va a ser el mejor momento para decidirte, no esperes a conseguir algo importante en tu carrera o a que te toque la lotería.Solo dale al botón “ok” de viajar y empieza a vivirlo. 

No tener dinero es una razón de peso para no emprender un viaje, no seré yo quien diga lo contrario. Viajar no es barato, desde luego. Pero si realmente quieres, puedes hacerlo, como casi todo. Puedes encontrar fórmulas de ahorro que te permitan guardar un poco de dinerito para vivir experiencias. También existe la opción de trabajar en el extranjero o en países como Australia conseguir una “working holiday visa” (solo apta para menores de 30…) Hay miles de consejos en los blogs de viajes que podrán ayudarte a organizarte un viaje barato.

Viajar con alguien siempre es mejor, pero si quieres hacerlo y nadie te puede acompañar, búscate las castañas. Hay muchas páginas en internet donde buscar compañero de viaje, como La vuelta al mundo, ahí puedes encontrar otras personas que quieren hacer el mismo viaje que tú. Si no te convence, no te preocupes, porque al andar, harás camino, te toparás sin buscarlo con viajeros con los que compartir cosas. Yo encontré al amor de mi vida en una isla perdida de Tailandia, no te digo más…

No necesitas cargarte la mochila al hombro y patearte Asia o Sudamérica entera si ese no es tu carácter, tampoco tienes que dejar tu trabajo para convertirte en blogger de viajes. Solo tienes que salir de tu zona de confort como más te apetezca hacerlo. Puedes empezar haciendo pequeñas excursiones o yéndote al otro lado del mundo, como tú quieras.

Siento comunicarte que lo único que tienes en la vida es el ahora. El dinero va y viene y el miedo no sirve para nada. Tienes que empezar a comprenderlo. Hoy es tu única oportunidad, tu zona segura. No puedes asegurar el mañana, solo es constatable el hecho de que en este preciso instante estás aquí y tienes que vivirlo. De lo contrario estarás perdiéndote lo mejor de la vida. Recuerda las sabias palabras de Lao Tsé: “un viaje de mil millas empieza con un paso”. ¿Te animas a darlo?