el-te-en-china-carretera-y-mantra

A su alrededor existe toda una cultura. Desde hace 4.000 años el té ha estado presente en la vida de China. En torno a una taza de té se han planeado traiciones, historias de amor y pactos de sangre y también es un habitual en la vida cotidiana de los chinos.

La valorada infusión en sus inicios empezó a utilizarse como medicina y como ofrenda, más tarde se consumió como alimento y ya en el período de los Tres Reinos comenzó a tomarse como conocemos hoy en día.

Algunos cuentan que la famosa ceremonia del té comenzó en una etapa en la que el té se servía en forma de polvo verde que se convertía en espuma al agitarlo. Una larga historia de una bebida considerada sagrada para muchos y que se consume en enormes cantidades por todo el continente asiático. ¿Os apetece una tacita de té?

ceremonia-del-te-china

La ruta de los tés en China

China es el único país del mundo que fabrica las cinco variedades de té: el blanco, el verde, oolong, el negro, y la variedad pue-erh. La oferta de tés en este país es inmensa, ya que tiene más regiones productoras de té que cualquier otro país del planeta. Todas ellas cultivan y elaboran tés característicos de su zona, lo que hace que los sabores se relacionen con un lugar en especial. Dependiendo del lugar donde se produce, el té adquiere el sabor de la altitud, las horas de sol y el frío que hace en la región.

Hubei produce té orgánico de Jade

Esta provincia está en el punto más al este de China Central. Su nombre significa “al norte del lago”, haciendo referencia al lago cercano Dongting. Los paisajes de esta zona de China son muy variados, tiene desde praderas llanas hasta montañas, más al oeste. Los tés más famosos de la provincia son sus sutiles tés verdes.

campo-de-te-china

Fujian produce té Oolong

Esta zona produce tés de mucha calidad. Se dice que la salinidad del suelo añade un sabor especial a los tés de la zona. Los barrios más famosos para degustar una buena taza de té son los distritos de Anxi, Wuyi y Fuding. El más famoso es la variedad orgánica Oolong y la Rock Oolong, cuyo nombre viene de las producciones en suelos rocosos de la zona.

Anhui produce té negro y verde

Esta región del este chino es una provincia que combina modernidad y desarrollo con el arte milenario de producción de té. Su clima es bastante duro y precisamente ese frío unido a la niebla hacen que el té concentre azúcares y aminoácidos para poder sobrevivir. Sus intentos por no morir en un entorno hostil lo convierten en un té de un intenso aroma y sabor.

plantacion-de-te-china

Sichuan produce té de jazmín

Se dice que las plantas de té que crecen en esta zona son descendientes de las primeras producciones que tuvieron lugar en el mundo. Sobre todo se produce té verde aquí, pero también hay té rojo y té de jazmín, que está muy rico.

Huangshan produce té de crisantemo

Los enormes picos rocosos de esta región se pierden entre las nubes, los pinos forman miles de bóvedas en los acantilados y la niebla cubre de sombra los cultivos de té salvaje. Es un paisaje de los que dan vida a los cuadros de los restaurantes chinos. Los cultivos de té están bastante alejados unos de otros, por lo que la manera de trabajar la tierra es muy particular de cada agricultor.

ceremonia-del-te-china

Además de la materia prima en sí misma: el té, hay otros factores a tener en cuenta a la hora de servir  un buen té.

El agua

El primero de ellos es el agua. Antes se creía que el mejor agua para elaborar té era la proveniente del agua de lluvia o de nieve, siempre y cuando no procediera de una tormenta.

La temperatura

El agua debe añadirse en su punto inicial de cocción, alrededor de a unos 90 grados.

La vajilla es importante

La degustación del té es un arte, así que su ceremonia siempre va acompañada de vajillas y utensilios para su disfrute.

Las teteras

El té negro se toma en teteras altas y los verdes son servidos en recipientes algo más pequeños. El aroma del té impregna las teteras, por lo que es recomendable que se utilicen diferentes teteras para cada té. A la hora de servirlo, el té debe ser vertido limpiamente, sin caer ni gotear.

Las tazas

Las mejores son pequeñas, sin asas y de barro cocido.

Las bandejas (en chino chi)

Sirven para descartar el agua sobrante que se echa por la tetera previamente y son un elemento ornamental que dice mucho de la personalidad del que consume té.

té-300x240

En China el té es uno de los productos más consumidos. Es habitual que en las oficinas y puestos de trabajo, cada persona lleve su termo con té al que va añadiendo agua cada cierto tiempo. También se usa para recibir visitas o facilitar la concentración y tranquilidad.

Los expertos contabilizan 400 beneficios que el té da a nuestra salud. Así que ¡a disfrutar de una buena taza de té y carretera y mantra!