viajar-furgoneta

Aún no tiene nombre, y está vacía por dentro, esperando a llenarse de cafés con leche en la mañana, siestas calurosas junto al mar y de kilómetros de experiencias. No necesita demasiado, solo una cama donde dormir las pasiones y despertar a otros amaneceres, una nevera en la que enfriar risas de sábado noche y una correa para seguir transmitiendo energía en movimiento. Bien pensado…no, no está vacía por dentro, tiene un motor que arranca sueños y recorre libertades.

Disfrutaremos el camino porque al final, lo de menos es el destino.

🚐💨🚐💨🚐💨

furgo4 furgo3 furgo2 furgo1