Dos directores españoles ruedan el cortometraje “914” en el idioma del gigante asiático.

“Estaba estudiando para mi examen de chino, miré los caracteres y pensé: “¿Y si hacemos un corto en chino?” A partir de ese momento, los jóvenes directores españoles Luz Sánchez-Mejías y Alejandro Toro pusieron en marcha la maquinaria para que el proyecto “914” se hiciera realidad.

El cortometraje se enmarca dentro de “Números”, un proyecto audiovisual, impulsado por Jesús Perujo y Fátima de los Santos, en el que los cortometrajes participantes tienen números como título y tratan sobre las relaciones humanas. Lo que más les costó a los jóvenes realizadores fue encontrar actores chinos dispuestos a participar: “Diseñamos carteles de casting en español y mandarín y lo repartimos por restaurantes y bazares. De este modo solo conseguimos alguna chica interesada, pero ningún actor.” Al final, un contacto les presentó a Cristina Wang y voilà: “en cuanto la conocimos supimos que el papel era para ella.

Cristina Wang: “Jamás imaginé que participaría en algo así.”

Cristina tiene 22 años, nació en España y también se crió allí aunque sus padres son naturales de Wen Zhou, Zhe Jiang. Nunca se había planteado ser actriz: “Jamás imaginé que participaría en algo así. Cuando conocí a Luz y Alejandro y me contaron el proyecto me asustó un poco tener que hablar en chino y temía que se notara mucho el acento, pero mi personaje, Xiao Mei, se crió aquí al igual que yo y eso me gustó mucho.” Por otra parte “ver la dedicación y entusiasmo de Luz y Alejandro creando el corto me inspiró muchísimo. Lo pasé genial. Ha sido una experiencia increíble”.

“Trató de ayudarnos a encontrar a un actor, pero resultaba muy difícil.”, comenta Luz. Al final, a través de las clases de chino, conocieron a Ge Zhiyong, el actor principal. Yong, tras terminar la carrera en Tianjin viajó a España, donde estudia un máster de periodismo deportivo. “Ser actor es muy difícil, me pongo muy nervioso cuando tengo que mirar a la cámara.” Sin embargo, tras la primera lectura del guión y las pruebas de cámara, Alejandro y Luz supieron que ya tenían actores para su proyecto.

El número en cuestión es un juego de palabras

“914” surge a partir de una investigación concienzuda sobre el significado de los números en chino y de la experimentación con el propio idioma: “En chino se pueden hacer frases completas usando números únicamente, de modo que buscar un juego de palabras que nos funcionase era muy importante”, asegura Luz. En un principio el número 14 ganó posiciones para titular el corto, por su parecido con el verbo “estar” y la palabra “muerto”, pero “Yuao, la traductora shanghainesa, nos dio a entender que ese juego de palabras no funcionaría del todo para un chino.”

Tras barajar otras posibilidades, finalmente optaron por jugar con el número “914” y la expresión “morir pronto”, que suenan prácticamente igual en lengua china y se diferencian solo en los tonos. “La importancia que la cultura china le da a los números  y que con ellos se pudiese  hacer ese juego de palabras con los tonos de pronunciación, nos vino genial para contar la historia.”, comenta Toro.

La numerología no tiene tanto peso en el mundo occidental como en China y, de hecho, el rodaje no ha cambiado demasiado la visión del director acerca de los números: “Para mi el cuatro siempre ha tenido un significado muy especial, y aunque en chino se relacione con la muerte, para mi no va a cambiar” aunque asegura que “la verdad es que personalmente he aprendido mucho haciendo este cortometraje, desconocía lo increíblemente rico y sobretodo complicado que es su idioma.”

“En chino se pueden hacer frases completas utilizando solo números. Por eso buscar un juego de palabras que nos funcionase era tan importante.”

Luz, sin embargo, reconoce que, después de rodar “914”, algo se le ha pegado: “El otro día conduciendo vi una matrícula que era “4444” y pensé que un chino jamás habría consentido tener esa matrícula. Me encanta esa vida secreta que hay detrás de los números en China.”

“Para nosotros “914” significa la experiencia completa”

En lo que los dos coinciden es que “914” ha sido una experiencia enriquecedora: “Para nosotros 914 significa el corto entero, la experiencia completa, desde escribirlo, rodarlo, montarlo hasta estrenarlo. Algo en lo que hemos trabajado durante mucho tiempo y que ahora esta fuera y la gente lo puede ver y opinar sobre él. Si la persona que lo ve, aprende y entiende algo nuevo que no sabía sobre la cultura china, nos damos por satisfechos.”